20 ALIMENTOS QUE TE ESTÁN MATANDO SILENCIOSAMENTE
junio 7, 2020
ACUPUNTURA FASCITIS PLANTAR (TALALGIA)
septiembre 26, 2020
Ver todo

ACUPUNTURA CIÁTICA

Por qué la acupuntura es muy efectiva en problemas de columna y ciática

Es probable que usted o alguien que conozca, en algún momento, tenga o tenga que lidiar con dolor de espalda o cuello.

Casi el 80% de nosotros buscaremos atención médica debido a este tipo de problemas, que comienzan con una de las áreas más importantes de nuestro cuerpo: la columna vertebral.

A muchas personas se les receta medicación y drogas adictivas, dañinas y con efectos secundarios para tratar el dolor de cuello, espalda, ciática etc…esto solo crea un ciclo negativo y alivio sintomático sin tener en cuenta la verdadera causa del problema.

Pero, existen cada vez más personas que buscan la acupuntura para mejorar sus problemas relacionados con la columna y todo tipo de dolencias, en lugar de recurrir a los medicamentos.

Esto se debe a que estamos más abiertos a conocer y a aprender más sobre la evidencia y la eficacia de la acupuntura para el cuidado natural y el alivio y/o curación o prevención de cualquier dolor evitando que empeore.

La acupuntura aprovecha la energía del cuerpo para activar la autocuración sin necesidad de ningún químico externo e invasivo como la mayoría de la medicación, la acupuntura permite el manejo y alivio natural del dolor.

La raíz de la mayoría de los problemas de espalda y cuello está en la columna, donde se bloquea la energía vital. La acupuntura abre las vías que permiten que la energía se active y fluya libremente por todo el organismo.

 

¿Qué es la ciática?

La ciática es una condición dolorosa causada por la irritación del nervio ciático. El nervio ciático es el nervio más largo de nuestro cuerpo. Comienza en la zona lumbar y se extiende a través de las nalgas, bajando por la parte posterior de cada pierna hasta los muslos y los pies.

La ciática puede ser aguda (a corto plazo) que dura unas pocas semanas y/o crónica (a largo plazo) que persiste durante varios meses. Es importante comprender que, en la mayoría de los casos, rara vez causa daño permanente a los nervios.

Cualquiera puede desarrollar ciática en algún momento de su vida; sin embargo, existen ciertos factores de riesgo que pueden predisponerlo a desarrollar ciática.

 

 

Estos incluyen los siguientes:

  • Mayor edad y falta de energía vital.

  • Mala condición física o estilo de vida inactivo y anti-fisiológico.

  • Riesgos laborales por sobrecarga que requiere muchas vueltas o levantamientos, o por conducir mucho y en mala postura, y por estrés.

  • Genética, derivado a la forma de vida de nuestros ancestros.

  • Nutrición pobre en alimentos vegetales crudos y frescos, y exceso de comida procesada que causa acidificación e inflamación del cuerpo.

  • Condiciones médicas como diabetes o cáncer que ha hecho metástasis en la columna vertebral, pueden causar ciática.

  • Adicciones toxicas, fumar, drogas, etc,etc…

  • Los niveles altos de azúcar en sangre pueden aumentar el riesgo de daño a los nervios.

 

 

Es importante saber que la ciática es un síntoma, y que algunas de las afecciones que pueden causar ciática incluyen: hernia de disco, estenosis espinal lumbar, síndrome piriforme, espondilolistesis, enfermedad degenerativa del disco, diabetes, tumores y traumatismos.

 

El síntoma más común de la ciática es el dolor. El dolor puede variar de leve a debilitante según el grado de presión ejercida sobre el nervio ciático.

 

Para algunas personas, el dolor es leve, mientras que otras experimentan un dolor ardiente agudo y/o una fuerte sacudida de dolor. Toser, estornudar y permanecer sentado durante largos períodos de tiempo pueden empeorar el dolor.

 

Un síntoma común es una sensación de “hormigueo” en los dedos de los pies o en parte del pie. En casos extremos, la ciática puede causar una pérdida del control de la vejiga o los intestinos, lo que requiere tratamiento de emergencia.

 

 

 

Síntomas y afecciones que afectan al nervio ciático

  • Dolor en la zona de los glúteos y la pierna.

  • Dolor agudo, intenso y punzante en la pierna.

  • Sensación de entumecimiento, ardor u hormigueo en la pierna o el pie.

  • Debilidad de la pierna o el pie.

  • Dolor lumbar que se irradia hacia la nalga y la pierna.

  • El dolor puede aumentar al toser, estornudar o hacer esfuerza.

  • El dolor aumenta al inclinarse hacia atrás y al estar sentado o de pie por mucho tiempo.

 

 

Afecciones que pueden causar dolor de ciática:

  • Estenosis espinal: estrechamiento del canal espinal, que puede ejercer presión sobre el nervio.

  • Espondilolistesis: vértebras desplazadas de la columna que pueden pellizcar el nervio.

  • Síndrome piriforme: tensión o espasmo del músculo piriforme en la parte inferior de la columna vertebral y la parte superior de la pierna, lo que puede ejercer presión sobre el nervio ciático.

  • Tumores espinales: un tumor en la columna vertebral o dentro de ella puede comprimir la médula espinal y la raíz nerviosa

  • Trauma: un accidente, una caída o un golpe en la columna que puede dañar la raíz nerviosa.

 

 

Relación emocional del nervio ciático y el estilo de vida

 

Por lo general, las personas que sufren de neuralgia en el nervio ciático, se sienten inseguras ante su porvenir y/o vive un miedo inconsciente a carecer de dinero y de bienes materiales.

Esto ocurre normalmente a personas con apego a sus posesiones, y les resultaría muy difícil perder lo que tienen. Este problema se sitúa sobre todo en el nivel del “tener”.

La persona es inconsciente porque no se cree apegada a los bienes materiales. Se sentiría culpable porque aprendió que no está bien o no es espiritual amar los bienes terrestres. Esta culpabilidad le impide avanzar, le impide enfrentarse a la vida y arriesgarse más, con lo que su vida se vuelve demasiado monótona.

Un dolor del nervio ciático indica también rencor, agresividad reprimida y un rechazo a someterse a una idea o a una persona, siempre en el terreno material. El cuerpo está mandando un mensaje importante, porque el dolor que se siente con la ciática es una indicación del mal que uno se hace con su forma de pensar.

¿Por qué quieres castigarte? La intensidad de tu dolor indica el grado de castigo que crees merecer. Para empezar, debes darte cuenta de que estás apegado a los bienes materiales; después debes darte el derecho de SER.

Atrévete a admitir que tienes miedo de perderlos. Si el arriesgarte más está verdaderamente más allá de tus límites porque tienes demasiado miedo de perder tus bienes, acéptalos por el momento y decide actuar tan pronto como puedas.

También es importante que dejes de creer que es malo desear los bienes terrenales: ello es algo totalmente humano. El día que tengas la confianza suficiente en tu capacidad de crear lo que necesites, no tendrás miedo de perder tus bienes y podrás permitirte continuar queriéndolos, pero sin estar apegado a ellos.

En lo que concierne al rencor, lo mejor es realizar las etapas del perdón. El perdón dará más flexibilidad y suavidad con respecto a las ideas de los demás y a sus formas de ser. Liberarnos de la impresión de que tenemos que someternos a los demás.

Puede que el dolor se manifieste más en una pierna que en otra. Entonces estoy preocupado financieramente. Si mi pierna derecha está afectada, quizás es porque tengo miedo de carecer de dinero y de no poder hacer frente a mis responsabilidades en lo que a mí respecta.

Si el dolor se sitúa en mi pierna izquierda, mi falta de dinero puede intensificar mi sentimiento de no poder darlo todo, en el plano material, a la gente a quien amo. Temo que su amor para mí esté afectado. Me hago ilusiones, me creo muy espiritual y desapegado de los bienes materiales (una especie de hipocresía).

Sin embargo, el miedo a carecer de dinero me persigue y me vuelve muy ansioso. Trabajo mucho, tengo grandes responsabilidades y, a pesar de todos mis esfuerzos, siento ciertas dificultades financieras.

Mi cuerpo se pone rígido, me siento pillado y me cuestiono constantemente.

¿Qué es lo que no hago? ¿Poseo los conocimientos y el talento necesarios para hacer frente a una nueva situación?

Mi inseguridad me lleva a rebelarme. Estoy rencoroso contra la vida. Llego a desarrollar un sentimiento de inferioridad. Puedo rehusar “doblarme” delante de alguna persona o situación. Insidiosamente, la agresividad se instala y mi comunicación con los demás se resiente. Tengo interés en calmar mis nervios porque, en este momento, tengo la sensación de tener un “nudo en los nervios”.

Tomo consciencia de mi confusión interior y de mi dolor (tanto interiores como exteriores) frente a la o las direcciones de mi vida, aquí y ahora. Este dolor resulta frecuentemente de mi obstinación a querer agarrarme a viejas ideas en vez de abrirme al cambio y a la novedad.

No debo juzgarme, sino aceptarme tal como soy. Acepto que la fuente de mi verdadera seguridad está en mí y no en los bienes que poseo. Suelto y hago confianza en el universo, porque es abundancia para todos en todos los planos: físico, mental y espiritual.

Tengo confianza en el universo y en la vida. Acepto la flexibilidad y descubro la verdadera riqueza que hay en mi interior. El verdadero valor de un ser se mide a su nobleza de alma. Acepto mis límites, tomo consciencia de mis temores, los integro. Decido adelantar en la vida, me dejo guiar en toda seguridad por mi bien más grande. Mi yo Superior.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *